Nuevas formas de vivir el cine

lumiere

Desde que los hermanos Lumière perfeccionaron el cinematógrafo y así posibilitaron la creación de las primeras salas cinematográficas, la forma en que experimentamos y vivimos el cine se ha transformado mucho.

Aquellos primeros espectadores, que se asustaron y emprendieron la huida al ver un tren en marcha que aparentemente corría justo hacia ellos, hubieran sentido un pánico mayor, si se hubiesen enfrentado a lo que hoy vemos en las proyecciones 4D.

Pero los efectos especiales no son lo único que ha transformado la manera en que disfrutamos del séptimo arte. El desarrollo tecnológico ha permitido crear dispositivos y plataformas que hoy nos permiten vivir la experiencia del cine de diversas formas y en distintos lugares.

Por su parte, las salas de cine han evolucionado para brindar la comodidad que se puede tener al ver películas en casa, sumando a ello la espectacularidad de sus pantallas y efectos de sonido. O bien, han apostado por revivir antiguos conceptos, apelando a la nostalgia y, al mismo tiempo, brindando al espectador las innovaciones tecnológicas que le garantizan una experiencia mucho más placentera.

Estos son algunos ejemplos de lo que anteriormente mencionamos:

Salas de cine VIP

Este concepto surgió con el propósito de dar al espectador los servicios y atenciones que podría tener en otros espacios de gran lujo, las comodidades que sólo encontraría en su hogar, y una proyección cinematográfica de alta tecnología. De esta forma, las salas VIP hacen posible que puedas disfrutar de la película en un cómodo asiento reclinable, mientras bebes una cerveza o cenas un rico bocadillo; tal como lo harías en casa, pero con una súper pantalla y camareros que llevan todo a tu lugar.

Autocinemas y proyecciones al aire libre

Estos son los conceptos a los que yo llamo “nostálgicos”, pues las primeras proyecciones cinematográficas no se hicieron en salas especiales, sino en recintos o espacios públicos, en los que se instalaban pantallas, proyectores y sillas plegables acojinadas para la audiencia. Por su parte, los autocinemas tuvieron gran auge en las décadas de 1950 y 1969; curiosamente, muchos los conocimos sólo por películas, por lo que la posibilidad de ir a ver una película desde la comodidad del auto resulta muy atractiva.

autocinema

Plataformas de streaming

Las plataformas de streaming comenzaron como un servicio que permitía ver en línea películas, series y otras producciones en video, que ya se habían presentado en salas de cine o transmitido por televisión. Su éxito entre los internautas fue tal, que pronto comenzaron a crear sus propias producciones, las cuales, pese a que sólo se transmiten a través de dichas plataformas, han alcanzado a millones de usuarios e incluso han obtenido nominaciones en importantes certámenes, como los Globos de Oro.

Tecnologías 3D y 4D

Gracias a estos nuevos formatos, ir a ver una película es una auténtica aventura y podemos disfrutar plenamente de los magníficos efectos especiales que hoy día pueden lograrse, para que las más espectaculares fantasías se transformen en realidad, por lo menos mientras dura la proyección.