Haz tu cama y ventila tu cuarto para dormir mejor

Sí, dos tareas que para muchos es más que normal hacerlo, sin embargo hay otros que buscan pretextos para evitar este par de tareas diarias.

Tendemos a pensar que hacer nuestra cama es una tarea rutinaria todas las mañana, pero resulta que el ritual puede ser más significativo que eso.

Los resultados de una reciente encuesta hecha por la Fundación Nacional del Sueño sobre el dormitorio encontró que muchas personas creen que los elementos limpios, aseados y cómodos del ambiente del dormitorio son importantes para conseguir una buena noche de sueño.

No es de extrañar que más del 90% de la gente dijo que un colchón cómodo (altamente recomendado el uso de colchones ortopédicos) y unas buenas almohadas (aquellas que le brinden soporte a tu cuello son las más adecuadas) son importantes para una buena experiencia del sueño.

Más de tres cuartas partes de la gente también cree que la sensación cómoda de las sábanas y ropa de cama son importantes para una buena noche de descanso y el 62% dijo que un dormitorio limpio hace la diferencia.

Las personas que informaron haber hecho su cama por la mañana eran 19% más propensas a dormir bien cada noche.

No está claro el por qué de esto, pero tal vez hay una conexión entre sentirse bien acerca de dónde se duerme y su tendencia a dormir durante la noche.

Por otro lado tenemos también la ventilación adecuada del dormitorio así como el dormir fresco por las noches.

Sin embargo, hay meses durante el año que el tema de frescura es algo complicado por las altas temperaturas que se llegan a registrar durante el día y que podrían dañar las estructuras dependiendo los tipos de plásticos que se hayan empleado.

Para dormir más fresco durante el verano, habrá que prepararse durante el día evitando la acumulación de calor en tu casa.

En este caso te sugerimos cerrar las persianas o cortinas para bloquear el sol y cerrar las ventanas si la temperatura exterior es más alta que en el interior.

A medida que el sol comienza a bajar y el aire exterior se enfría, abre las ventanas para dejar entrar la brisa a través del dormitorio y mantener las ventanas abiertas mientras te vas a dormir.

Si la temperatura es muy alta y no cuentas con aire acondicionado, utiliza un ventilador de techo o coloca un ventilador portátil cerca de una ventana abierta, deja la puerta del dormitorio abierta y abre otras ventanas de la casa para permitir que el aire se mueva.

Si tienes un ventilador que encaje en la ventana en sí, otro truco sería el dirigir el ventilador para soplar el aire caliente hacia afuera de la casa.

Para hacer esto, coloca el ventilador en la ventana hacia afuera y asegúrate de que no haya grandes espacios en los bordes.

Cierra todas las ventanas y puertas a través de las cuales pueda entrar aire, excepto la que está más cerca de la cama; de esta manera, una corriente de aire más frío entrará por una ventana y el aire caliente será expulsado por otra.

En esta época lo mejor es usar pijamas ligeros de algodón respirable.

Si sudas mucho por la noche, considera mantener un conjunto extra al lado de la cama para un cambio rápido.

Tome una ducha antes de ir a la cama. Si te funciona bien, mantén una botella de spray fresca y un vaso de agua con hielo junto a la cama también.