No necesitas tener un título universitario para obtener un préstamo en línea

Habrá muchos problemas variados a lo largo de tu vida que simplemente no te encuentras preparado para manejar financieramente, aunque es cierto que mientras tengas un trabajo o una forma de tener ingresos hay una luz al final del túnel.

En la actualidad, cuidar los inesperados incrementos de la vida es más fácil que nunca debido a la disponibilidad de solicitar préstamos urgentes o personales.

La mayoría de las compañías que ofrecen este tipo de préstamos no tienen el objetivo de mantenerte atado o atraparte en una gran red de deudas.

Por el contrario, buscan simplemente ofrecerte una alternativa que te ayude a solventar ese mal momento o bache financiero y por lo tanto te ayudan a obtener efectivo para solucionar tu problema.

Obtener un préstamo es un procedimiento normalmente fácil siempre y cuando puedas coincidir con algunos criterios diferentes.

Uno de los criterios más importantes es que tengas 18 años de edad cumplidos y puedas demostrarlo con algún tipo de identificación como tu tarjeta de identificación oficial.

Lo segundo que debes tener para obtener un préstamo es proporcionar tus datos personales y es importante que cuentes con una cuenta de cheques (débito) a tu nombre para hacer tu depósito.

Algunos prestamistas te podrán preguntar y pedir algún tipo de documentación sobre tus ingresos, pero eso dependerá del monto del que se hable y si ellos manejan esos volúmenes de préstamos.

En términos generales, puedes ser aceptado para un préstamo en menos de 24 horas, lo que los hace extremadamente accesibles cuando deseas resolver un problema lo antes posible, como comprar un boleto de avión o conseguir el dinero a un familiar o amigo que requieran apoyo.

El problema con los préstamos en línea ocurre cuando el prestatario no puede pagar el préstamo antes de la fecha acordada.

Si este es el caos, lo más obvio y recomendable es ponerte en contacto con el prestamista y plantearle tu situación.

En estos casos, los prestamistas lo que más desean es recuperar su dinero por lo que van a entablar contigo la mejor forma de hacerlo y probablemente extiendan el préstamo.

Ahora bien, la mejor parte de todo esto es que todo el trámite lo puedes hacer desde la comodidad de tu  hogar a través de Internet.

Gracias a Internet hoy es posible que tanto las empresas que ofrecen este tipo de servicios hayan proliferado así como la facilidad que ofrecen a las personas que requieren de este tipo de soluciones financieras.

Así, con la facilidad de un click, podrás hacer tus diversas consultas e investigaciones para ver en dónde puedes realizar e trámite de tal forma que sea seguro para ti y accesible en cuanto a pagos y montos.

Dentro de tu búsqueda encontrarás que existen diversas opciones de préstamos, están los préstamos urgentes, de emergencias, los personales.

De igual forma encontrarás prestamistas que te ofrecen préstamos que van de $500 a $2,000 mx hasta aquellos que llegan a prestarte $6,000 o $10,000 mx como aquellos especiales que pueden prestar hasta $75,000 mx

Obviamente, cada caso y prestamista tendrá sus propias particularidades pero afortunadamente todas son accesibles vía Internet.

En prestamosycreditos.mx se encuentran reunidos en un solo portal esta amplia gama de opciones por lo que te invitamos a visitarnos y puedas hacer tu propia investigación con la seguridad de que todas las empresas que veas en el portal cumplen con las leyes mexicanas.

Un minuto, tu peor enemigo a la hora de levantarte

Seguramente te has preguntado por qué no puedes levantarte temprano para ir a hacer ejercicio o simplemente para realizar tus actividades matutinas y llegar temprano al trabajo, sin tener que estar a las carreras todo el tiempo, contando cada minuto y cada segundo que ya pasó y que te hará llegar rayando al trabajo. Pues déjame decirte que sólo tiene un enemigo público y es ese minuto en el que decides si pararte o apagar el despertador para rendirte ante la clásica frase de ‘cinco minutos más’.

No recuerdo donde lo escuché y si realmente así lo llamaron, pero fue denominado algo así como ‘el minuto ganador’, donde tu mente y tu cuerpo en conjunto deciden el siguiente paso a realizar, que puede ser dormir más o pararte de la cama. Es común que te haya pasado que estás a punto de vencerlo, pues ha sonado el despertador, lo apagaste por completo para que no haya réplicas, pusiste los pies en la madera para pisos de tu cuarto, te sentaste en la cama, pero decides tirarte de espaldas y acostarte, con las piernas colgando y sucumbir ante la flojera, porque no es cansancio, simplemente es falta de ganas para levantarte.

¿Por qué si tu mente te dice que ya te despertaste para apagar el celular, no simplemente comienzas el día? Preferimos sufrir desactivando cada 10 o cinco minutos la alarma o alarmas que establecimos a distintas horas para que no se nos haga tarde. En lugar de pensar que unos minutos dormidos de manera intermitente no harán la diferencia y lo mejor será que pongamos en marcha nuestro día, quizá podríamos ir al baño a remojarnos la cara o meternos a bañar para que nuestro cuerpo despierte totalmente. Pero no, creemos que los poquitos minutos o segundos extras será lo que nos permitan terminar el día con fuerza.

Quizá necesites un poco de motivación para arrancar y lo que podrías hacer es buscar alguna canción o melodía que te motive a despertarte. Yo lo intenté con mis canciones favoritas de las películas de Rocky, pero no funcionaban, hasta que descubrí que prefería despertarme con el intro de la caricatura de los Caballeros del Zodiaco, Dragon Ball Z o Pokemon, las cuales generan una reacción positiva en mi mente, cuerpo y corazón. Después será cuestión de que tu cuerpo se quite las mañas de apagar el celular constantemente y empezarás haciéndolo una vez por día, después las desactivarás por completo.

Suele suceder que a veces nos despertamos minutos antes de que suene la alarma, lo que nos provoca ira, pero deberíamos tomarlo como una señal de que hoy será un gran día, así que desactiva la alarma para que ya no la escuches cuando suene y te haga enojar, inicia tu día y piensa que será el mejor de todos. Si eres supersticioso y quieres que sea el pie derecho el que toque el suelo primero, piensa en ello al estar por bajar los pies, ya que eso pondrá a trabajar tu cerebro en pequeñas cantidades para que te cueste poco trabajo que carbure lo antes posible.