Tsavo

El día de ayer, después de haber ido a Leasing México a hacer unos rápidos y sencillos trámites, llegué a mi casa para disfrutar de la tarde y para descansar del estrés del trabajo.

Al llegar a casa me hice algo de cenar y saqué una de mis cervezas alemanas del refrigerador para tomarla mientras ceno y veo algo interesante en la televisión, algo que me gusta hacer de vez en cuando, si al día siguiente no tengo que despertar tan temprano, algo que mi cuerpo detecta cuando ya es tiempo de relajarse.

Al llegar a mi casa, mi esposa encontró una película que a los dos nos pareció muy interesante, titulada The Ghost and the Darkness, cuya reseña parecía muy interesante y así lo fue.

La película trata sobre un coronel británico quien es enviado por la administración imperial al río Tsavo en Kenia, para construir un puente para cruzar dicho río y facilitar la logística británica y local en aquel obscuro lugar del imperio.

A su llegada a África, el Coronel Patterson se encuentra con una dificultad enorme en el mundo natural de aquel lugar, una dificultad que puso en riesgo todo el proyecto, algo que pudo haber sido desastroso para el imperio de Victoria, la vieja emperatriz.

Se trataba de dos leones, quienes se alimentaban de hombres, bestias cuyo tamaño y comportamiento eran muy distintos al de todos los leones, ya que estos no mataban por comer, sino simplemente por matar y para tomar la sangre de sus víctimas.

Aunque la trama puede, por momentos, sonar algo fantástica, la historia es completamente real y esos dos leones el día de hoy se encuentran expuestos en un museo en la ciudad de Chicago, donde se pueden apreciar las enormes dimensiones y la profundidad de sus miradas.

Aquella aventura del coronel Patterson y sus compañeros era algo un tanto común en los días del Imperio Británico, cuando era mandatario de un hombre de bien el ir a todos los rincones del imperio de su reina y servir de alguna manera u otra a la administración británica y a la regencia del lugar, algo que era sumamente emociónate debido a que el imperio cubría el 25% del planeta Tierra y consecuentemente la diversidad territorial y cultural de sus habitantes era tremenda , lo que representaba una enorme oportunidad de aprender enormemente, tanto de las miles de tribus, como de la flora y fauna bajo la bandera británica, habiendo una hasta en los lugares más lejanos y obscuros del imperio, como lo eran Somalia y Kenia.

Al investigar un poco sobre la misión del coronel Patterson encontré un dato muy interesante; uno de los principales objetivos del puente era el facilitar el desplazamiento de las tropas británicas para bloquear la trata de esclavos, un negocio tremendo para los árabes, quienes se desplazaban con caravanas por todo el continente africano capturando familias enteras de raza negra y vendiéndolas para la esclavitud.

Esta es una película que recomiendo ampliamente.